Miedo al miedo

Permanecí sentada frente a sus ojos, contemplé la perfección de aquella circunferencia color miel y conté una a una las pestañas que rodeaban su mirada. Cada parpadeo marcaba como agujas del reloj el tiempo que llevábamos allí parados. Se estaba desvaneciendo ante mí, y es increíble como en ese instante sentí el miedo de Sigue leyendo

Anuncios