Estrellas

La última vez que se despertó fue en su cama. Abrió los ojos para miar al techo y se levantó suspirando.
Se puso las gafas, las mismas que había dejado tiradas de cualquier manera en la mesilla. Anduvo arrastrando los pies, a modo de muerto viviente, hasta su baño.
Abrió el grifo y se metió bajo la alcachofa de la ducha, de la cual empezó a salir agua templada cuando ya llevaba casi dos minutos bajo el torrente helado que poco a poco le iba quitando el sueño.
Tras salir de la pequeña burbuja, creada de manera improvisada en el baño, eligió la ropa al azar cuando Sigue leyendo

Anuncios

Elegía contra el maltrato y el abandono animal

Camina triste y solo por la carretera,
hambriento y desamparado.
Vigilando con cautela,
abandonado por algún desalmado.

En una cuneta olvidado,
fuiste un regalo deseado,
pero creciste y te dejaron,
y allí mismo te abandonaron.

Tu cuerpo maltratado,
hambriento y golpeado
por los que tanto habías amado
y que nunca bien te trataron

Allí perdiste la vida
bajo una noche lluviosa.
Te cruzaste en el camino
y los coches no pararon.

María de Frías Valencia, 2º ESO B

El precio de Venus

Llevo viviendo en Francia 40 años de mi vida y puedo decir que los últimos 20 han sido bastante extraños. Yo vivía con mi familia en Montpellier, pero por diversas causas tuve que mudarme a París. Además, aquí tendría mayor facilidad para obtener fama y trabajo como artista, aunque siendo sinceros, las oportunidades han sido más bien escasas y en este periodo de tiempo, parece que sólo hay ojos para los enfrentamientos.

Desde la abdicación del rey Luis Felipe de Orleans, Francia ha sobrevivido mediante un Gobierno provisional en manos de republicanos moderados, radicales y socialistas. En apenas dos meses llevaron a cabo grandes reformas políticas y sociales, porque, seamos sinceros, el pueblo tenía sed de venganza y quería Sigue leyendo

El sentimiento de la lectura

El primer libro que me viene a la mente cuando pienso en un libro que me ha marcado llegó a mis manos a través de la recomendación tanto de una amiga de mi madre, como de una profesora que me daba clase. Ellos insistieron mucho en que me lo leyese. En un principio no les hice mucho caso, pero cuando tuve tiempo libre me aventuré a leer «Marina». Este gran libro me enseñó que hasta las historias más increíbles tienen partes aburridas. Cuando empecé a leerlo los primeros capítulos eran sobre todo Sigue leyendo

Introspección por Navidad

Se acercaba la Navidad. Se apreciaba en el ambiente; las calles, las casas, las personas reflejaban la época en la que nos encontrábamos. Sin embargo, aquel año el espíritu navideño no llenaba mi interior, necesitaba más. Como consecuencia de lo que consideraba una necesidad llegaron mis acciones, y paralelamente las reacciones que de ellas se derivaron. Había convertido la fecha más esperada del año en un Sigue leyendo