Relatos breves del taller de los viernes

PALABRAS
La puerta se cerró tras de sí con un portazo. Se dirigió directamente hacia la mesa donde reposaba el radiocasete. Buscó aquella emisora que sabía le inundaría la memoria y dejaría que sus pensamientos se evaporaran cual rocío. Durante horas anduvo por un interminable desierto, yermo de vida y esperanza.
En su pétrea quietud abrió los ojos, se acercó al escritorio y encendió el flexo. Su mirada se detuvo ensimismada sobre los Sigue leyendo