Días de Navidad

Un tardío poema a la Navidad, en las vísperas de la primavera…

DÍAS DE LA NAVIDAD

Estamos en una época
llamada la Navidad,
que ha de ser una gran fiesta
de paz y fraternidad.
Este año, para nosotros,
comenzó el día veintiuno,
después de un largo trimestre
de mucho estudio y muy diro.
El día siguiente, veintidós
es día de felicidad
para aquellos con la suerte
que la lotería les da.
Después viene el veinticuatro,
también llamado Nochebuena,
un día para cenar
y cantar la Marimorena.
La fecha más importante,
en la Iglesia solemnidad
es el día veinticinco,
es el día de Navidad.
Los cristianos vamos a misa,
a veces un poco tostón
para luego ir a comer
y zampar mucho turrón.
Seguimos con el veintiocho,
día de bromas y de humildad,
que aunque mucho nos reímos,
luchamos contra la enfermedad.
Ya estamos, es treinta y uno,
último día del año,
nos comemos las doce uvas
tratando de no atragantarnos.
En la semana siguiente,
ya acabando la Navidad
los niños escriben la carta
a Melchor, Gaspar y Baltasar.
La noche del día cinco
se acuestan con ilusión.
Esa noche casi ni duermen
a causa de su emoción.
Al despertarse verán
sus sueños hechos realidad
pegados a aquel verde árbol
con alegría en su mirar.
El siete es día festivo,
último de la Navidad,
cuando muchos estudiantes
sus tareas terminarán.
La Navidad es muy bonita,
la Navidad es genial,
la Navidad es descanso,
pero también felicidad.
Fernando Viana Agudo, 4º C